Inicio

  • Presentación de la Asociación

    Ya se ha dado el pistoletazo de salida públicamente. El acto de presentación de la Asociación por parte del presidente, la conferencia a cargo de D. Jesús Urrea quien nos habló del pasado de la Cartuja, su evolución y nos describió el importante patrimonio que aún conserva.

    Se presentó el logo ganador del concurso que representará a la Asociación y se dió el premio a su autor Javier Serrano Pérez.

    Todo ello con la participación de la Coral Voces de Villanueva que colaboró en el acto.

    Agradecer la colaboración de las empresas del municipio que han colaborado en la creación de la cesta para el ganador del concurso y al jurado que ha tenido la difícil labor de decidir entre los logos presentados.

    Un largo camino nos espera en el que esperamos se vayan sumando más y más socios.

  • Concurso de diseño del logo de la Asociación

    Bases del Concurso de Diseño del logo de la Asociación cultural Amigos de la Cartuja de Aniago

    1. Objeto:

    El concurso tiene como objetivo el diseño de un logotipo destinado a ser la imagen representativa de la Asociación Cultural Amigos de la Cartuja de Aniago en todos los soportes

    1. Participantes: La participación es libre, estando abierto a todas las personas interesadas y no habiendo un número tope de propuestas de logotipos
    1. El logotipo deberá reflejar la imagen de la Asociación, considerando el espacio y patrimonio al que representa
    1. La técnica será libre, teniendo en cuenta que el logotipo habrá de ser reproducido posteriormente en distintos tamaños, soportes y materiales. Deberá tenerse en cuenta que el diseño garantizará siempre su correcta visibilidad
    1. Todos los diseños presentados serán originales e inéditos, por lo que los participantes se responsabilizaran totalmente de ser los únicos autores, de que no existen derechos de terceros así como de toda reclamación por derechos de imagen sobre los diseños presentados al concurso
    1. Las propuestas deberán enviarse por correo electrónico a la siguiente dirección: amigosdelacartujadeaniago@gmail.com

    En el correo electrónico se incluirán como documentos adjuntos:

    1. El diseño del logotipo en un archivo en los siguientes formatos: pdf, jpg y png, con una resolución mínima de 300*300 pixeles

    Las propuestas que no cumplan con estos requisitos no serán tenidas en cuenta, declarándolas fuera del concurso

    1. Plazo de admisión de las obras hasta las 14,00 horas del día 15 de abril de 2022.
    1. Premio: De entre todos los diseños presentados y admitidos el jurado elegirá uno, que será el ganador del premio.

    El diseño ganador recibirá una obra inédita del ceramista Daniel Serna y una cesta con productos de la zona

    1. El Jurado estará formado por el arquitecto municipal, tres personas del ámbito cultural del municipio de Villanueva de Duero y un miembro de la Asociación.
    1.  Propiedad intelectual. El logotipo premiado quedará en propiedad exclusiva y permanente de la Asociación Cultural Amigos de la Cartuja de Aniago que tendrá completa libertad para utilizarlo total o parcialmente o para modificarlo en el momento y la forma que lo considere necesario
    1.  El simple hecho de participar en este concurso implica el conocimiento y aceptación de estas bases
    1.   El fallo del concurso se hará público el día 22 de abril de 2022 en el acto de presentación de la Asociación en la Casa de Cultura El Corralón
  • Quieres saber más?

    Antecedentes Históricos

    Antes de que llegaran los monjes cartujos, el lugar de Aniago había pasado por una serie de asentamientos religiosos que, por razones desconocidas, no llegaron a prosperar. Los reyes, especialmente las reinas, mostraron siempre un gran interés por fundar un monasterio en el sitio, ya fuera de una orden o de otra, según los tiempos. La primera noticia que se tiene es una donación que hizo del lugar la reina Urraca de Castilla (reina 1109–1126) a los monjes de santo Domingo de Silos, donación confirmada después por su hijo Alfonso VII en 1135. Este rey ayudó bastante a los monjes de Silos y mandó acotar para su explotación el tramo del río Duero que iba desde la desembocadura del río Pisuerga a la desembocadura del río Adaja. Para el buen aprovechamiento de estas aguas se construyó una pesquera entre el lugar llamado Torrepesquera —en Villamarciel— y Otea —Villanueva de Duero—.​

    Los monjes de Silos debieron edificar allí unas casas modestas pero nunca echaron muchas raíces. De hecho se habla en los documentos que el abad de Silos había arrendado la casa en 1288 a Ruy Martínez, capiscol de Toledo y en 1306 lo vuelven a arrendar durante quince años por la cantidad de 400 mrs. Pero ni el arriendo ni el lugar interesaron mucho al abad de Silos, por eso estos monjes hicieron un trueque con el caballero Fernán Sánchez cambiando Aniago por la heredad de Nebleda, en el año 1345. Duró pocos años en sus manos pues Fernán Sánchez lo vendió a su vez a la ciudad de Valladolid en 1362, que lo mantuvo hasta 1365, fecha en que hubo otra venta, esta vez a la reina Juana Manuel, esposa de Enrique II. También la reina lo enajenó con la intención de que se crease allí un monasterio de monjes jerónimos. Lo donó en 1376 a fray Pedro Fernández que por entonces era prior del monasterio jerónimo de la Sisla, cerca de Toledo. Al hacer la donación se ocupó de completarla con otras dádivas y privilegios como fueron las casas de los baños que se encontraban junto al convento de las clarisas de Tordesillas.​Tampoco los jerónimos encontraron de su agrado el enclave y a principios del siglo XV ya lo habían abandonado, volviendo el lugar y las pocas edificaciones que había a manos de la ciudad de Valladolid.​

    El Ayuntamiento recibió una orden del rey el 26 de enero de 1409 obligándole a vender el «lugar y jurisdicción de Aniago con todos los pastos por 2000 maravedíes de juro de heredad perpetua» al obispo de Segovia Juan Vázquez de Cepeda, consumándose la venta en el mes de febrero. El deseo del rey era que el obispo instituyese allí un hospital u hospedería para capellanes mozárabes con un oratorio para celebrar el rito mozárabe que hasta la fecha solo se celebraba en la capilla mozárabe de la catedral de Toledo. En el documento de venta se establecían dos condiciones: que se revirtiese dicha compra cuando dejara de existir la institución o cuando se enajenara el convento. ​

    Juan Váquez de Zepeda, obispo de Segovia del Consejo de Enrique III y maestro de Juan II compró a la ciudad de Valladolid el sitio y jurisdicción de Aniago, con ánimo de fundar un Colegio de Clérigos Regulares, donde se habría de celebrar el oficio gótico o mozárabe, reformado por San Isidoro en virtud del acuerdo del concilio IV de Toledo.

    Diego de Colmenares, en Historia de Segovia

    El 8 de febrero de 1413 el papa Benedicto XIII extendió una bula confirmando el derecho del obispo para tal fundación. Por su parte el obispo hizo grandes regalos al lugar y a la institución, empezando por las «necesarias» reliquias, imprescindibles siempre no solo para la consagración del altar mayor sino para atraer visitas y peregrinaciones; incluso se llegó a instituir una romería anual que llegó a ser famosa en el entorno.9​ Durante el mandato del obispo comenzaron las obras de la iglesia y del claustro, que se modificarían con la llegada de los cartujos que lo acomodaron todo a su estilo de vida.

    La institución duró menos de treinta años. Un año antes de su muerte, en 1437, el obispo otorgó testamento nombrando patrona a la reina María de Aragón, esposa de Juan II, y en codicilo del año siguiente le dio facultad para fundar libremente un monasterio.

    Historia de la cartuja

    En 1441 la reina María de Aragón tomó la decisión de donar su herencia de Aniago a la orden cartuja y un año después el papa Eugenio IV confirmó la donación. La reina pidió que se fundara con veinticuatro monjes; los dos primeros llegaron desde el monasterio del Paular y se encargaron de la puesta en marcha de la cartuja. En un albalá o Real cédula, Juan II otorgó a los monjes el derecho a incluir en sus obras y reposteros las armas reales y la gracia especial de que «las acémilas de los monjes puedan llevar sonajas como las acémilas del mismo rey».​

    OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Tal y como era costumbre entre los cartujos el complejo monástico fue una construcción humilde que vista desde fuera se parecía más a una casa de labor que a un monasterio. En la época del barroco se construyó la espadaña que ofrecía una nota totalmente diferente. En el siglo XVIII se añadieron las yeserías como decoración en la iglesia y en la sala capitular. Todos los edificios monacales y las viviendas de los colonos estaban rodeados por una tapia de mampostería y tapial que ha llegado casi intacta hasta el siglo XXI.​

    La vida de la cartuja de Aniago se fue desarrollando a través de los siglos con los trabajos, rezos, intrigas, conveniencias, avenencias y desavenencias propias de cualquier comunidad de monjes. Cuando acabó el conflicto bélico con los franceses, los cartujos regresaron al monasterio hasta que en 1820 tuvieron que abandonarlo de nuevo por «decreto de desamortización» del Trienio Liberal. A los tres años regresaron de nuevo pero su estancia duró tan solo hasta 1835 pues, a raíz de la desamortización de Mendizábal, la exclaustración fue definitiva y sus bienes fueron subastados. El monasterio cartujo dejó de existir como tal en 1836. El patrimonio artístico se vendió o se repartió entre distintas instituciones, los edificios fueron abandonados a las inclemencias del tiempo y al pillaje. En el año 2015 sólo quedan ruinas que se van desmoronando día a día.​

    Tropas de Napoleón en Aniago. Inventario

    En enero de 1808 llegó a Valladolid con su tropa el general Dupont del ejército de Napoleón. A partir de ese momento los monasterios masculinos sufrieron toda clase de atentados. El monasterio de Aniago no fue una excepción. Los monjes recibieron la orden de que pusieran a disposición del ejército noventa camas para alojar a los soldados, más cebada y paja para los caballos y harina, chocolate, pan, aceite y vino para los hombres. En agosto de 1808 fue la exclaustración con el mandato de que cada hombre regresara a su lugar de origen con una pensión compensatoria. Una vez abandonado, el monasterio sirvió de cuartel.​

    En 1810 el general Kellermann estaba en Valladolid donde proclamó algunos edictos. En uno de ellos se hizo saber a los ciudadanos que tenían dispuesta una escuela en la antigua hospedería del monasterio de Aniago donde se enseñaría Gramática, a leer, a escribir y a contar; que se enseñaría a los pobres gratuitamente, proporcionándoles libros, papel, pluma y tinta. Comenzarían las clases el 2 de enero de 1811. Se pagaría a los maestros con los fondos de los productos de bienes nacionales. ​La cartuja se transformó en la «Garnison d’Aniago» que acogió sucesivamente en sus muros al 1.er Batallón del 3.er Regimiento de Suiza, al 3.er Batallón del 3.er Regimiento, al 22.º Regimiento y a algunas unidades del ejército de Portugal.​

    En septiembre de 1809 el gobierno francés requirió a las autoridades españolas la elaboración de los inventarios de las obras de arte que se encontraban en los distintos monasterios. Para hacer ese trabajo se reunieron varias autoridades civiles y eclesiásticas de organismos oficiales, entre los que estaba la recién creada Colecturía General de Conventos. Poco después se hizo cargo de este trabajo la Dirección General de Bienes Nacionales. En teoría los bienes muebles confiscados e inventariados —las obras de arte— irían a parar al Museo Josefino de Madrid, al Museo Napoleón de París y a la subasta para conseguir liquidez monetaria. Los objetos litúrgicos que no fueran de metales preciosos se repartirían entre diversas parroquias necesitadas. El canónigo José Berdonces —bibliotecario de la Universidad y miembro de la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción y de la Sociedad de Amigos del País— se hizo cargo de los inventarios de obras de arte y platería. El inventario de Aniago fue especialmente detallado. En él constan todos los objetos de metal y obras de arte que tenía la cartuja en aquel momento. La plata fue recopilada por las autoridades francesas, fundida y convertida en moneda o bien enviada a Francia para otras necesidades. Las autoridades españolas pusieron a buen recaudo ciertas obras de arte que llegaron de esta forma a ser parte del patrimonio disperso.

    ​(Fuente wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Cartuja_de_Nuestra_Se%C3%B1ora_de_Aniago)

  • Junta directiva actual

    El día 28 de septiembre se constituyó la Asociación cultural quedando constituida la Junta directiva como sigue:

    Presidente:    José Sanz González

    Vicepresidente: José Miguel Cantero Abad

    Secretario:     José Manuel Ruíz Frontela

    Tesorero: Clemente Sánchez Peláez

    Vocales:

                Carlos Belloso Martín

                Edilberto Ruíz Frontela

                Félix Lozano González

                Teodoro Labajo Lajo

                Mª Ángeles López Cuadrado

                Mª Luz Hernangómez Cantalapiedra

  • Localización

    Situada en un espacio privilegiado, próxima a la desembocadura del río Adaja en el Duero y rodeada de campos de labranza y de pinares.

    Los restos de La Cartuja de Aniago se encuentran a 20 Km. de Valladolid y a 4 Km. de Villanueva de Duero por la carretera CL-610.

    Recordamos que al ser una propiedad privada no está permitido su acceso al interior

  • Empresas colaboradoras

  • Estatutos

    TITULO I. DENOMINACIÓN Y RÉGIMEN DE LA ASOCIACIÓN

    Artículo 1º

    Al amparo del artículo 22 de la Constitución Española se constituye con sede en la provincia de Valladolid y con la denominación de ASOCIACIÓN CULTURAL AMIGOS DE LA CARTUJA DE ANIAGO y contará con una denominación mediática de CARTUJA DE ANIAGO ASOCIACIÓN CULTURAL, esta Asociación que tendrá, con arreglo a las Leyes, capacidad jurídica y plena capacidad de obrar, careciendo de ánimo de lucro.

    El régimen de la Asociación está constituido por los presentes estatutos y los acuerdos válidamente adoptados por su Asamblea General y órganos directivos, dentro de la esfera de su respectiva competencia. En lo no previsto se estará a lo establecido en la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación.

    Esta asociación se constituye por tiempo indefinido.

     TITULO II. FINES Y ACTIVIDADES DE LA ASOCIACIÓN

    Artículo 2º.- Fines.

    1. Son fines de esta Asociación (la recuperación, conservación, investigación, puesta en valor integral, difusión  y gestión de la Cartuja de Aniago),  situado en el término municipal de Villanueva de Duero, Valladolid.
    2. Los beneficios obtenidos por la asociación, derivados del ejercicio de actividades económicas, incluidas las prestaciones de servicios, deberán destinarse, exclusivamente, al cumplimiento de sus fines, sin que quepa en ningún caso su reparto entre los asociados ni entre sus cónyuges o personas que convivan con aquéllos con análoga relación de afectividad, ni entre sus parientes, ni su cesión gratuita a personas físicas o jurídicas con interés lucrativo (Art. 13.2 LO 1/2002).

     TITULO III. DOMICILIO Y ÁMBITO TERRITORIAL

    Artículo 3º.- Domicilio.

    Esta Asociación tendrá su domicilio social en la provincia de VALLADOLID y su dirección postal en PLAZA MAYOR, 1, 47239 VILLANUEVA DE DUERO

    Artículo 4º.- Ámbito Territorial.

    El ámbito territorial en el que va a realizar principalmente sus actividades la Asociación es la provincia de Valladolid.

     TITULO IV. ÓRGANOS DE GOBIERNO Y REPRESENTACIÓN

    CAPITULO I. CLASES Y DENOMINACION

    Artículo 5º.- Clases y principios.

    Los órganos de gobierno y representación de la Asociación son:

    1. La Asamblea General
    2. La Junta Directiva.
    3. Secciones: por acuerdo de la Asamblea General podrán organizarse en la Asociación aquellas Secciones que se estimen convenientes para el mejor cumplimiento de los fines de la misma.

    La organización interna y funcionamiento de la asociación deberá ser democrático, con pleno respeto al pluralismo (Art. 2.5 LO 1/2002).

     CAPITULO II. ASAMBLEA GENERAL

    Artículo 6º.- Composición.

    La Asamblea General es el órgano supremo de gobierno de la Asociación y está integrada por todos los asociados.

    Artículo 7º.- Clases de Sesiones.

    Las reuniones de la Asamblea General serán ordinarias y extraordinarias.

    La Asamblea General Ordinaria se reunirá necesariamente al menos una vez al año.

    Las Asambleas Generales Extraordinarias se celebrarán cuando las circunstancias lo aconsejen, a juicio del Presidente, cuando la Junta Directiva lo acuerde o cuando lo proponga por escrito una décima parte de los asociados.

    Artículo 8º.- Convocatoria

    Las convocatorias de las Asambleas Generales se realizarán por escrito expresando el lugar, día y hora de la reunión así como el orden del día con expresión concreta de los asuntos a tratar. Entre la convocatoria y el día señalado para la celebración de la Asamblea en primera convocatoria habrán de mediar al menos quince días o de 5 días en caso de urgencia, pudiendo asimismo hacerse constar si procediera la fecha y hora en que se reunirá la Asamblea en segunda convocatoria, sin que entre una y otra pueda mediar un plazo inferior a una hora.

     Artículo 9º.- Quórum de asistencia y votaciones.

    Las Asambleas Generales, tanto ordinarias como extraordinarias, quedarán válidamente constituidas en primera convocatoria cuando concurran a ella un tercio de los asociados con derecho a voto, y en segunda convocatoria cualquiera que sea el número de asociados con derecho a voto. Será necesaria en todo caso la presencia del Presidente y Secretario, o de las personas que legalmente les sustituyan.

    Los acuerdos se tomarán por mayoría simple de las personas presentes o representadas cuando los votos afirmativos superen a los negativos, no siendo computables a estos efectos los votos en blanco ni las abstenciones.

    Será necesario mayoría cualificada de las personas presentes o representadas, que resultará cuando los votos afirmativos superen la mitad de éstas, para:

    1. Nombramiento de las Juntas Directivas y Administradores.
    2. Acuerdo para constituir una Federación de Asociaciones o integrarse en ellas.
    3. Disposición o enajenación de bienes integrantes del inmovilizado.???
    4. Modificación de estatutos.
    5. Disolución de la entidad.
    6. Acuerdo sobre remuneración de los miembros de los órganos de representación.

    Artículo 10º.- Competencias.

    1. Son competencia de la Asamblea General Ordinaria los asuntos siguientes:
      1. Aprobar, en su caso, la gestión de la Junta Directiva.
      2. Examinar y aprobar las cuentas anuales.
      3. Resolver sobre la aprobación del inventario anual de bienes muebles e inmuebles cuya valoración detallada de los mismos será realizada por el miembro de la Junta Directiva previamente designado por esta última.
      4. Aprobar o rechazar las propuestas de las Juntas Directivas en orden a las actividades de la Asociación.
      5. Acordar los gastos que hayan que atenderse con cuotas extraordinarias y su establecimiento, así como los de las cuotas ordinarias, fijar la cuantía de éstas y su periodicidad.
      6. Recibir y aceptar en su caso donaciones, herencias o legados.
      7. Cualquiera otra que no sea de la competencia exclusiva de la Asamblea Extraordinaria.
    2. Corresponde a la Asamblea General Extraordinaria:
      1. Nombramiento y revocación de los miembros de la Junta Directiva.
      2. Modificación de los Estatutos.
      3. Disolución de la Asociación y, en su caso, nombramiento de liquidadores.
      4. Expulsión de socios, a propuesta de la Junta Directiva.
      5. Constitución de Federaciones o integración en ellas.
      6. Solicitud de declaración de utilidad pública.

    Artículo 11º.-  Obligatoriedad de los acuerdos

    Los acuerdos adoptados conforme a los preceptos anteriores obligarán a los socios, incluso a los no asistentes, llevándose a un libro de actas que firmará el Presidente y el Secretario.

     CAPITULO III. JUNTA DIRECTIVA

    Artículo 12º.- Composición.

    La Asociación será gestionada y representada por una Junta Directiva formada por: un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario y un Tesorero. En función de las necesidades de la propia Asociación podrá establecerse un número variable de Vocales en número variable.

    Todos los cargos que componen la Junta Directiva serán gratuitos. Estos serán designados y revocados por la Asamblea General Extraordinaria.

    Podrán causar baja:

    1. Por renuncia voluntaria comunicada por escrito a la Junta Directiva.
    2. Por incumplimiento de las obligaciones que tuvieran encomendadas.
    3. Por expiración del mandato.

    Artículo 13º. Elección de cargos.

    1. Los cargos de la Junta Directiva, tendrán una duración de dos años, pudiendo ser reelegidos sus miembros al finalizar su mandato.
    2. La elección se efectuará por la Asamblea General mediante votación entre los candidatos que solo podrán ser socios mayores de edad de la Asociación.
    3. Las vacantes que pudieran producirse en la Junta, se cubrirán provisionalmente por designación de la Junta Directiva, hasta la celebración de la Asamblea General, que elegirán a los nuevos miembros o confirmará a los designados provisionalmente.

    Artículo 14º.- Sesiones.

    1. La Junta Directiva celebrará sesión cuando lo determine el Presidente, por iniciativa propia o a petición de alguno de sus miembros. Quedará constituida cuando asista la mitad más uno de sus miembros y para que sus acuerdos sean válidos deberán ser tomados por mayoría de votos. En caso de empate, el voto del Presidente será de calidad.
    2. Cuando la Junta Directiva lo estime procedente por la índole de la materia a tratar en la sesión, podrán ser invitados a tomar parte en sus deliberaciones como asesores cualificados, pero sin voto, profesionales o especialistas para clarificar asuntos concretos que figuren en el orden del día.
    3. De las sesiones levantará acta el Secretario, con el visto bueno del Presidente y la reflejará en el libro de actas.

    Artículo 15º: Competencias.

    Las facultades de la Junta Directiva se extenderán, con carácter general a todos los actos propios de las finalidades de la asociación, siempre que no requieran, según estos Estatutos, autorización expresa de la Asamblea General.

    Son facultades particulares de la Junta Directiva:

    1. Dirigir las actividades sociales y llevar la gestión económica y administrativa de la Asociación, acordando realizar los oportunos contratos y actos.
    2. Ejecutar los acuerdos de la Asamblea General.
    3. Formular y someter a la aprobación de la Asamblea General los Balances y las Cuentas anuales.
    4. Resolver sobre la admisión de nuevos asociados.
    5. Nombrar delegados para alguna determinada actividad de la Asociación.
    6. Cualquier otra facultad que no sea de la exclusiva competencia de la Asamblea General de socios.

    Artículo 16º.- Presidente. Competencias.

    Son atribuciones del Presidente de la Asociación:

    1. Ostentar la representación legal de la Asociación ante toda clase de organismos públicos o privados.
    2. Convocar, presidir y levantar las sesiones que celebre la Asamblea General y la Junta Directiva, así como dirigir las deliberaciones de una y otra.
    3. Ordenar los pagos por cuenta de fondos de la Asociación, previos a los acuerdos de gastos correspondientes.
    4. Autorizar con su firma los documentos, actas y correspondencia.
    5. Adoptar cualquier medida urgente que la buena marcha de la Asociación aconseje o en el desarrollo de sus actividades resulte necesaria o conveniente, sin perjuicio de dar cuenta posteriormente a la Junta Directiva.
    6. Velar por los fines de la Asociación y su cumplimiento.

    Artículo 17º.- Vicepresidente. Competencias.

    Son facultades del Vicepresidente:

    1. Sustituir al Presidente en caso de ausencia, enfermedad o cese.
    2. Las que delegue el Presidente o le atribuya la Asamblea General.

    Artículo 18º.-  Secretario. Competencias.

    El Secretario tendrá a cargo la dirección de los trabajos puramente administrativos de la Asociación, expedirá certificaciones, llevará los libros de la asociación que sean legalmente establecidos y el fichero de asociados, y custodiará la documentación de la entidad, haciendo que se cursen a las comunicaciones sobre designación de Juntas Directivas y demás acuerdos sociales inscribibles a los Registros correspondientes, así como la presentación de las cuentas anuales y el cumplimiento de las obligaciones documentales en los términos que legalmente correspondan.

    Artículo 19º.- Tesorero. Competencias.

    Corresponde al Tesorero:

    1. Recaudar y custodiar los fondos de la Asociación y llevar en orden los libros de Contabilidad.
    2. Preparar los balances y presupuestos de la Asociación para su aprobación por la Asamblea General.
    3. Dar cumplimiento a las órdenes de pago que expida el Presidente.
    4. Llevar inventario de bienes, si los hubiera.

    Artículo 20º.- Vocales. Competencia.

    Los vocales tendrán las obligaciones propias de su cargo como miembros de la Junta Directiva, y así como las que nazcan de las delegaciones o comisiones de trabajo que la propia Junta las encomiende.

     CAPÍTULO IV. DE LOS SOCIOS

    Artículo 21º.-

    Pueden ser socios las personas físicas o jurídicas que, teniendo capacidad de obrar, demuestren su interés por los fines de la Asociación, unido al acatamiento de estos Estatutos y de las disposiciones por las que se rija en cada momento.

    Serán admitidos y pasarán a formar parte de la Asociación todos aquellos solicitantes que reuniendo los requisitos citados en el párrafo precedente, abonen la correspondiente cuota de ingreso que al efecto establezca la Asamblea, así como las cuotas anuales o mensuales que dicho órgano determine.

    Ningún miembro tendrá derecho individual a parte alguna de cualquier haber o bien de la Asociación.

     Artículo 22º.- Clases de socios.

    Dentro de la Asociación existirán las siguientes clases de socios:

    1. Socios fundadores, que serán aquellos que participen en el acto de constitución de la Asociación.
    2. Socios ordinarios, que serán los que ingresen después de la constitución de la Asociación.
    3. Socios protectores, que serán aquellos cuya aportación a la asociación sea exclusivamente económica. No gozarán de los derechos y deberes de los socios ordinarios.
    4. Socios honorarios, los que por su prestigio o por haber contribuido de modo relevante a la dignificación y desarrollo de la Asociación o del Patrimonio Cultural en general, se hagan acreedores a tal distinción. El nombramiento de los socios de honor corresponderá a la Junta Directiva o Asamblea General. No gozarán de los derechos y deberes de los socios ordinarios.

    Artículo 23º.- Derechos.

    Son derechos de los socios ordinarios:

    1. Participar en las actividades de la asociación y en los órganos de gobierno y representación, a ejercer el derecho de voto, así como a asistir a la Asamblea General, de acuerdo con los Estatutos.
    2. A ser informado acerca de la composición de los órganos de gobierno y representación de la asociación, de su estado de cuentas y del desarrollo de su actividad.
    3. A ser oído con carácter previo a la adopción de medidas disciplinarias contra él y a ser informado de los hechos que den lugar a tales medidas, debiendo ser motivado el acuerdo que, en su caso, imponga la sanción.
    4. A impugnar los acuerdos de los órganos de la asociación que estime contrarios a la Ley o a los Estatutos.
    5. A quedar exento de toda responsabilidad individual por los compromisos adquiridos por la Asociación.
    6. A participar en cuantas actividades emprenda la Asociación.
    7. A utilizar los distintivos que le identifiquen como miembro de la misma.
    8. A Exponer a la Junta Directiva cuantas quejas, sugerencias o peticiones de información sobre la Asociación considere necesarias para el buen funcionamiento de la misma.
    9. Acceso a toda la documentación relacionada en el artículo 28 del presente Estatuto, a través de los órganos de representación, en los términos previstos en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal.

    Artículo 24º.- Deberes.

    Son deberes de los socios ordinarios:

    1. Compartir las finalidades de la asociación, colaborar para la consecución de las mismas, y cooperar de manera personal y activa en el desarrollo de las actividades de la Asociación, así como comparecer en cuantas acciones de estudio y actividades sociales que por ésta se realicen.
    2. Contribuir al mantenimiento de la Asociación mediante el abono de las cuotas correspondientes que se fijen en la Junta General.
    3. Cumplir el resto de obligaciones que resulten de las disposiciones estatutarias.
    4. Acatar y cumplir los acuerdos válidamente adoptados por los órganos de gobierno y representación de la asociación.

    Artículo 25º.- Bajas.

    Se podrá perder la condición de socio:

    1. Por el incumplimiento reiterado de alguno de los deberes de socio.
    2. Por conducta contraria a la buena convivencia y a los fines de la Asociación, así como la falta al respeto a cualquiera de los asociados, y en especial al Presidente, Vicepresidente, Secretario, Tesorero, Vocales, o cualquier otro miembro de la Asociación.
    3. Por renuncia voluntaria, comunicada por escrito a la Junta directiva.

    Artículo 26º- Régimen Disciplinario:

    El asociado que incumpliere sus obligaciones para con la Asociación o que su conducta menoscabe los fines o prestigio de la Asociación, será objeto del correspondiente expediente disciplinario, del que se le dará audiencia, incoado por la Junta Directiva que resolverá lo que proceda.

    Si la Junta propusiese la expulsión, la propondrá a la Asamblea General, para su aprobación. El acuerdo de expulsión deberá motivarse, fundándose en la pérdida de cualquiera de los requisitos legales o estatutarios previstos al efecto.

    Las sanciones pueden comprender desde la suspensión temporal de sus derechos a la expulsión.

     CAPÍTULO V. RÉGIMEN ECONÓMICO Y PATRIMONIAL

    Artículo 27º.- Patrimonio.

    La Asociación no cuenta con ningún patrimonio fundacional o fondo social.

    Artículo 28º.- Ingresos.

    Los recursos de la Asociación están constituidos por:

    1. Las cuotas (ordinarias o extraordinarias) de los socios ordinarios.
    2. Las aportaciones de los socios protectores.
    3. Los donativos o aportaciones que reciba.
    4. Las herencias o legados que pudiera recibir de forma legal por parte de los asociados o de terceras personas.
    5. Las subvenciones, ayudas y auxilios que reciba de la Administración estatal, regional, provincial o municipal, así como las que la conceden otras instituciones de carácter privado (fundaciones, otras asociaciones, etc.).
    6. La Asociación podrá establecer protocolos de colaboración y convenios con otras entidades para la consecución de sus fines
    7. Cualquier otro recurso lícito.

    Artículo 29º.- Cuotas.

    1. Las cuotas ordinarias o extraordinarias se establecerán por la Asamblea General, a propuesta de la Junta Directiva, y no son reintegrables en caso alguno.
    2. Para la admisión de nuevos socios, podrá ser fijada por la Asamblea General, como aportación inicial, no reintegrable, una cuota de admisión.

    Artículo 30º.- Obligaciones documentales y contables:

    1. La asociación ha de disponer de una relación actualizada de sus asociados, llevar una contabilidad que permita obtener la imagen fiel del patrimonio, del resultado y de la situación financiera de la entidad, así como las actividades realizadas, efectuadas un inventario de sus bienes y recoger en un libro las actas de las reuniones de sus órganos de gobierno y representación. Deberán llevar su contabilidad conforme a las normas específicas que les resulten de aplicación.
    2. Las cuentas de la asociación se aprobarán anualmente por la Asamblea General.
    3. El ejercicio asociativo y económico será anual y su cierre tendrá lugar el 31 de diciembre de cada año.

     CAPÍTULO VI. DISOLUCIÓN Y LIQUIDACIÓN DE LA ASOCIACIÓN

    Artículo 31º.-

    La asociación se disolverá:

    1. Voluntariamente cuando así lo acuerde la Asamblea General Extraordinaria, convocada al efecto, por un número de asociados no inferior al 10%.
    2. El acuerdo sobre la disolución requerirá mayoría cualificada de las personas presentes o representadas, que resultará cuando los votos afirmativos superen la mitad. (Art. 12 LO 1/2002)
    3. Por las causas determinadas en el artículo 39 del Código Civil.
    4. Por sentencia judicial firme.

     Artículo 32º.-

    En caso de disolución, se nombrará una comisión liquidadora la cual, una vez extinguidas las deudas, y si existiese sobrante líquido lo destinará para fines que no desvirtúen su naturaleza no lucrativa y necesariamente vinculados a acciones culturales, educativas o humanitarias.

     CAPÍTULO VII. REFORMA DE LOS ESTATUTOS

    Artículo 33º: Reforma de los Estatutos.

    1. Las modificaciones de los presentes Estatutos será de competencia de la Asamblea General Extraordinaria, adoptándose el acuerdo por mayoría cualificada de las personas presentes o representadas, que resultará cuando los votos afirmativos superen la mitad.
    2. Las modificaciones que se realicen se comunicarán al Registro correspondiente.

    DISPOSICIÓN ADICIONAL

    En todo cuanto no esté previsto en los presentes Estatutos se aplicará la vigente Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, y las Disposiciones Complementarias.

  • Bienvenidos a la nueva web de la Asociación

    En esta página podrás encontrar información sobre la Cartuja de Aniago así como las actividades que programamos desde la asociación.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar